Buscador

Búsqueda personalizada

Características del Urbanismo en el Barroco

El urbanismo barroco aparece en el S. XVIII. Socialmente hay un gran cambio que afecta a la ciudad: la aparición de los Estados Nacionales. La nobleza y los municipios pierden poder a favor del Rey. La estructura del mundo medieval se tambalea y muchas de sus instituciones desaparecen. El rey deja de ser itinerante y fija la corte en una ciudad concreta, pues mover a toda la corte era muy complicado y costoso por la gran cantidad de gente que la formaban: familia real, ministros, jueces, etc. Este cambio político se inicia en el s. XVI, siendo su auge esta época. En estas ciudades el rey hace grandes obras para mostrar su enorme poder, la capital debe ser la imagen y condensación de la realidad nacional. Dichas obras incluyen palacios, nuevos centros administrativos, etc. Aunque ya había capitales, es en esta época cuando se engrandecen: París, Londres, Madrid, Viena, San Petersburgo (de nueva construcción), etc.

Características:

  1. Uniformidad: todo se hace a la vez. Trazado ortogonal.

  1. Ostentación: la ciudad es un reflejo del poder del Rey.

  1. Carácter periférico: no se modifica el centro de la ciudad, se construye alrededor. Como mucho se construyen nuevos edificios sin modificar el plano.

  1. Perspectiva: los arquitectos barrocos dominan la perspectiva, usan la línea recta con orden y sentido; focalizan la visión a los edificios. Hay una gran variedad de espacios y formas. En definitiva, la ciudad abandona el plano y empieza a verse en 3D.

  1. Afán filantrópico: el Rey, siguiendo la máxima del despotismo ilustrado de “todo para el pueblo pero sin el pueblo”, construye hospitales, impulsa las obras civiles, etc.

¨    Historia de España en el S. XVIII

En 1700 muere Carlos II sin descendencia. El trono lo hereda Felipe de Borbón, pero el Archiduque Carlos de Austria, también con derechos dinásticos, no lo acepta. Empieza la Guerra de Sucesión: Castilla apoya al pretendiente francés (partidario de centralizar el país) y la Corona de Aragón al austriaco (partidario de dejar a cada territorio con sus leyes y particularidades). La guerra la gana Castilla y su pretendiente, que sube al trono como Felipe V. Es el primer rey Borbón. Felipe V elimina las leyes de los reinos de Aragón, Valencia y del condado de Cataluña con los Decretos de Nueva Planta, que unifican sus leyes y por tanto sus territorios a Castilla. Nace España, que deja de ser cuatro territorios diferentes con un mismo regidor. Al acabar la guerra España pierde Gibraltar, Menorca y los dominios italianos.

En 1724 Felipe V abdica en su hijo Luis I, que muere a los 10 meses. Felipe V retoma el reinado hasta su muerte en 1746. Fernando VI es su hijo y sucesor.

Fernando VI, casado con Bárbara de Braganza tenía al Marqués de la Ensenada como valido. Tuvo un reinado pacífico. Murió en 1759 sin descendencia, su hermano Carlos III, rey de Nápoles, tomo la secesión. Al tener mucha experiencia y nuevas ideas de Italia, fue un gran rey. En su reinado se produjo el motín de Esquilache.

Carlos IV (1788-1808), sucedió a su padre en el trono. Su reinado fue muy difícil, pues tuvo que hacer frente a una crisis económica y a los influjos de la Revolución Francesa.

En esta época cambió el concepto del Rey que gobierna “por voluntad de Dios”, a un rey que gobierna porque el pueblo le da poder.

En este tiempo hay varios conflictos en política internacional, que nos llevan a la derrota de Trafalgar. Tuvo un valido, Godoy.

Carlos IV fue desposeído de su trono por su hijo Fernando VII en el motín de Aranjuez. Napoleón le obliga a abdicar de nuevo en su padre, que luego es obligado a ceder la corona al hermano de Napoleón, José I.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada